Voy a empezar por contaros mi historia con la comida. Poneros cómodos, coger las palomitas, que ahí va.

Me crie en la cultura de «no se deja nada en el plato», y la compré. La bandeja con comida para toda la familia, en total 6, tampoco podía quedar vacía al final de una comida, y os podéis imaginar quien se encargaba de hacerle los honores. En baloncesto me llamaban el fotógrafo, me queda en medio campo mirando como mis compañeros iban de un lado a otro.

Con la edad del pavo me cambiaron las hormonas, tanto que se me cortó el apetito. Y adelgacé, mucho, todo a decir verdad. Los años universitarios estuvieron cargados de sedentarismo y alcohol. Acabé la carrera pidiendo la hora porque no entraba en los pantalones.

Durante años estuve viajando por Europa, desayunado en hoteles un continental completo tras otro. Las comidas no existían y las cenas constaban de tres platos y mucha cerveza, cultura de empresa. Era la manera de «pagarnos» las dietas.

Ya en casa empecé a preocuparme por mis hábitos alimenticios. No era capaz de prepararme un plato de verduras, y menos de acercarme al él para comerlo. Siempre comía «lo que me apetecía». Cuando intentaba bajar de peso me entraba más ansiedad y más y peor comía. Me he convertido un experto en dietas, pero sin poder ponerlo en práctica.

Por otro lado hay otro reto que llevo más de 20 años persiguiendo. Siempre se me escapa de las manos rápido. Asi que toca recuperar el título del artículo. Me reto a mi mismo.  

Miramos con persar la puerta que se cierra, no la que se abreUna de las constantes en fracasos anteriores es la falta de focalizacion. Voy a olvidarme del resto de metas mientras dure este reto. La estrategia de salida es simple, cuantas menos cosas haga, más me concentraré y más posibilidades de tendré. Sólo queda priorizar. 

Si, efectivamente, me reto a mí mismo. Esto va a ser una lucha de yo contra yo. Me explico . Conozco tantas maneras de cómo no conseguirlas, que sólo me debería quedar la opción de acertar. Voy a aprovechar el camino para hacer una investigación sobre motivaciones conmigo mismo de cobaya. Mi yo «pasado» vs «mejorado»

Mi yo “mejorado” va a emplear varias tácticas para conseguir la meta de adelgazar:

  • Táctica 1.- “Publicar mi objetivo entre mis amistades”. Dicen algunos expertos que si haces pública tu metas, te sirve de motivación para no desfallecer en los momentos malos. ¿Cómo les voy a fallar a mis amigos? Cada dos semanas os iré comentando cómo me voy acercando a la meta.
  • Táctica 2.- Medible. La meta tiene que ser medible. ¿Cómo si no sabré si la consigo o no? Me propongo bajar 0,5 kg (1 lb 1,6 oz) cada semana.
  • Táctica 3.- Establecer un plan (incluyendo una desviación en la dieta los Domingos) y un equipo, revisarlo cada fin de semana. Lo que viene a ser  aplicar el Método PGP.
  • Táctica 4.- Si en cada tramo de dos semanas no consigo bajar 1 kg, pierdo la posibilidad de saltarme la dieta los dos próximos domingos.  

Mi yo pasado no va a publicar su objetivo ni emplear tácticas. Simplemente se va a poner a ello, y vamos a ver qué pasa. Guardaré el cuaderno de bitácora del objetivo yo pasado hasta que se pasen 4 meses, el plazo que me he dado para  para bajar llegar a los 115 kg. Entonces podremos comparar resultados.

El reto empieza AQUÍ YO AHORA. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: Aquí Yo Ahora.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento:  No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio. El Titular ha contratado los servicios de alojamiento web a https:/www.webempresa.com que actúa como encargado de tratamiento.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.

Cerrar

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad